Más de diez mil dominicanos desconocen que son portadores del sida

Entre el reconocimiento de importantes avances en la lucha contra el VIH/Sida, la demanda de un pacto social para poner fin a la epidemia y la denuncia de que la entrega de antirretrovirales sigue presentando retraso entidades del sector conmemoraron ayer el Día Mundial de la Lucha contra el Sida.

En la República Dominicana las actividades se iniciaron con un acto de la División General de Control de las Infecciones de Transmisión Sexual y SIDA (Digesitss) del Ministerio de Salud Pública, en la estación Eduardo Brito del Metro de Santo Domingo.

El eslogan de este año es “Conoce tu estado, hazte la prueba del VIH”, porque conocer el estado del VIH es vital para acceder a la prevención y el tratamiento que salvan vidas, así como para proteger a las parejas y evitar nuevas infecciones.

En el país, de acuerdo con el director del Consejo Nacional para el VIH/sida, (Conavihsida), Víctor Terrero, alrededor de 10 mil personas viven con el virus y no lo saben.

Mientras tanto, la Organización Panamericana de la Salud (OMS/OPS) informó que una de cada cuatro personas con el virus en América Latina y el Caribe ignoran que lo tienen.

“Es necesario que hagamos efectivo un nuevo pacto social que nos permita enfrentar las barreras que todavía persisten para el diagnóstico temprano y el tratamiento, y para que contemos con una Respuesta Nacional al VIH inclusiva y basada en derechos”, dijo Terrero.

Dijo que el hecho de que 22,290 personas que viven con el virus fueron incluidas en el Seguro Nacional de Salud (Senasa) y 10,483 reciben la tarjeta Solidaridad muestran que hay logros en la lucha contra la pandemia.

Sin embargo, entiende que los sectores involucrados deben trabajar en una sola dirección para mejorar la respuesta nacional, la ejecución de las políticas y facilitar el alcance la reducción de la epidemia en los próximos años.

A propósito, la presidenta de la Red de Personas que viven con VIH, (Redovih), Dulce Almonte, denunció que en las unidades integrales están llevando medicamentos vencidos, lo que atribuye a la burocracia que mantiene el retraso en la compra de antirretrovirales de tercera línea.

Advierte que esa situación pone en riesgo la salud de los pacientes, porque se ven en la obligación de detener el tratamiento, lo que implica mayor costos para el Estado, porque necesitarán de fármacos de mayor potencia, que son más caros. [Diario Libre]

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker