Los peloteros dominicanos más altos y pequeños de la historia

Fuente Externa/SM/T/JQ

¿Alex, Pujols, Manny o Beltré? ¿Pedro o Marichal? Escoger al pelotero dominicano más “grande”, de ofensiva o lanzador, no es un ejercicio cuyo resultado garantice consenso. Lo que no genera duda alguna es que ha llegado a las Grandes Ligas el más alto de todos los tiempos.

Se llama Johan Quezada, con 6’9 pies, tiene una pulgada más de estatura que Jack Michael Martínez (líder histórico de rebotes en la selección nacional de básquet) y el mismo tamaño que el NBA Al Horford. Pero juega béisbol y le ha tomado casi una década aterrizar a las Gran Carpa desde que fue reclutado, con una fe tan alta como su cabeza.

Un tamaño inusual para un deporte donde la estatura promedio alcanza los 6’1, de acuerdo a la enciclopedia virtual Baseball-Almanac.

Con 18 años, en septiembre de 2012, el escucha Fred Guerrero hizo una apuesta agresiva al otorgarle un bono de US$150,000 a este derecho capitaleño cuya bola rápida alcanzaba las 94 millas.

Fue el inicio de un tortuoso camino con frecuentes problemas en el hombro, que solo les permitieron tirar 95 entradas en las cuatro temporadas transcurridas entre 2013 y 2016, entre la Liga de Verano y la de novatos en Estados Unidos.

En 2017 fue operado, se perdió todo el año y regresó en 2018 con 32.2 capítulos. Los Twins mantuvieron la confianza hasta 2019 cuando ponchó 49 en 52 capítulos, pero nunca más alto del nivel Clase A+, una categoría que le permitió entrar al sorteo de Lidom y los Toros lo tomaron en la sexta ronda. En noviembre quedó sin trabajo en Estados Unidos y un mes más tarde los Marlins lo escogieron.

El sábado se materializó el debut, el número 18 para los miamenses, con lo que establecieron una marca de bisoños llamados. Tiró una entrada donde dominó a los tres bateadores de los Filis que enfrentó en el noveno (Rhys Hoskins, Bryce Harper y Andrew Knapp) con 12 lanzamientos que combinó sliders a 85 millas, pero mayormente con rectas que alcanzaron hasta las 99 mph.

Quezada queda dos pulgadas por debajo del jugador más alto de todos los tiempos, Jon Rauch, que mide 6’11.

CLUB DE GIGANTES

Quezada se convirtió en el dominicano 27 que debuta esta temporada y de acuerdo a historiadores el 810 de todos los tiempos.

De ese grupo hay 43 (el 5.3%) que alcanzan los 6’5 de estaturas o son más altos. Quezada quebró el empate que compartían Dellín Betances (2011) y Ángel Perdomo (2020), que miden 6’8 pies.

Con 6’7 figuran nombres como Michael Ynoa, Miguel Castro, Michael Pineda, Joel Guzmán, Daniel Cabrera y Franklyn Germán.

Rafael Belliard (Fuente Externa/SM).

En el listado de los 6’6 aparecen Bienvenido Rivera, Guillermo Mota, Francis Beltrán, Luis Martínez, José Veras, Alfredo Simón, Humberto Sánchez, Pedro Beatro, Carlos Estévez, Roberto Goméz, Jefry Rodríguez y David Paulino.

El club de los 6’5 lo integran; Santos Alcalá, Luis de los Santos, Antonio Alfonseca, Juan Francisco Peña, Dennis Bautista, Román Colón, Roberto Novoa, Frank Gracesqui, Ubaldo Jiménez, José Ceda, Iván Nova, Simón Castro, Gregory Polanco, Domingo Santana, Sandy Alcántara, Jairo Labourt, Carlos Ramírez, Jefry Rodríguez, Yency Almonte, Franmil Reyes, Ronald Guzmán y Eloy Jiménez.

BAJA ESTATURA

Rafael Belliard se mantiene al frente como el jugador dominicano de menor estatura que ha llegado a la Gran Carpa. El Chino mide 5’6 pies (una pulgada menos que Lionel Messi) y apareció en 17 temporadas repartidos entre los Piratas de Pittsburgh y Bravos de Atlanta, como un reservista que vio acción en 1,155 partidos entre 1982 y 1998.

Tras Belliard comparten la segunda posición Ramón Caraballo, Fabio Castro y Ángel Salomé con 6’7.

Fuente Externa/SM/T

¿Y Luis Polonia? El llamado Hormiga Atómica mide 5’8 y con esa estatura también jugaron Roberto Peña, Leo García, Rafael Furcal, Eddy Garabito, Francisco Mejía y Pablo Reyes.

Fuente Externa/Diario Libre

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias Relacionadas

Back to top button
Close