El alto precio de ser pobre en los Estados Unidos

Más de 40,6 millones viven en la pobreza en la primera potencia del mundo 

Ser pobre en Estados Unidos no es un buen negocio. Resulta, de hecho, mucho más costoso que no serlo.

Gran parte de los 40,6 millones de personas que viven en la pobreza en la primera potencia del mundo deben pagar más que el resto de la población para acceder a bienes y servicios que la mayor parte disfruta cotidianamente y, con frecuencia, de forma gratuita.

“Puede ser muy caro ser pobre en Estados Unidos”, dice a BBC Mundo Rebecca Vallas, vicepresidenta del “Programa de la pobreza a la prosperidad” del Center for American Progress, un centro de estudios de tendencia liberal.

“Muy pocas familias de bajos ingresos tienen ahorros para situaciones de emergencia. Más de dos tercios de ellas dicen tener problemas para conseguir US$2.000 en un mes para enfrentar un gasto urgente inesperado como un calentador de agua roto o una factura médica”, agrega para ilustrar la situación de vulnerabilidad en la que viven estas familias.

Intereses de 400%

Gran parte de las dificultades que enfrentan se derivan del hecho de no poder contar con unos ahorros extras.

Cuando las familias pobres se enfrentan a estas urgencias y no tienen otras opciones suelen recurrir a empresas de préstamos rápidos, lo que puede empeorar su situación.

La falta de ahorros también dificulta la posibilidad de que las familias pobres disfruten de las ventajas del sistema bancario.

En Estados Unidos hay unos 10 millones de hogares en los que ninguno de sus miembros tiene una cuenta bancaria y la mayor parte de ellos son pobres.

“Las personas de bajos ingresos tienen una probabilidad mucho mayor de tener que pagar comisiones por mantenimiento de una cuenta bancaria”, dice Vallas, al explicar una de las dificultades que enfrentan para acceder al sistema financiero tradicional.

En muchos casos para no tener que pagar estas comisiones -que en general oscilan entre US$10 y US$25 al mes dependiendo de la cuenta- las instituciones financieras exigen que los clientes tengan un saldo diario promedio de US$1.500, un monto que puede ser equivalente al ingreso mensual de un hogar pobre. El artículo completo dando aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias Relacionadas

Back to top button