Separación de familias inmigrantes preocupa a la comunidad latina de Reading

READING, Pensilvania.- La reacción a la crisis fronteriza y la política de la administración Trump de separar a los niños de sus familias ha impactado de manera fuerte e inmediata  a la gente en todo el país.

Michael Toledo, del Centro Hispano.

En su defensa de la iniciativa, funcionarios de la Casa Blanca dicen que la política de “tolerancia cero” involucra todos los casos de entrada ilegal al país, y que el protocolo legal prohíbe detener a los niños con sus padres porque los niños no son acusados ​​de ningún crimen.

Pero Michael Toledo, director ejecutivo de Centro Hispano, una organización comunitaria local, dice que independientemente de cómo se interpreten las leyes, el sentido de decencia debe desempeñar algún papel.

“Este no es un asunto latino, es un asunto estadounidense. Los estadounidenses deben unirse y decir que ya es suficiente”, dijo Toledo.

Romeo Caranco-Guzman es de México y ahora vive en Reading. Él comenta: “Creo que es muy triste y muy doloroso para las familias. Espero que alguien le diga al presidente que la mayoría de nosotros somos buenas personas que solo buscamos una vida mejor”.

Los informes más recientes de los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza tienen la cantidad de niños categorizados como “niños extranjeros no acompañados” bajo la nueva iniciativa en unos 2,342.

En vista de ello, el procurador general de Pensilvania, Josh Shapiro, se ha unido a otros 20 procuradores generales para exigirle al presidente Trump que reconsidere esta política. [6ABC

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker