Paniagua: ‘Chiquitita’ fue la primera bachata que sonó en la radio FM


“Amada amante”, “Insaciable”, “Un beso y una flor”, “Dos amantes”, “Chiquitita” y “Ella se llamaba Martha” son algunas de las canciones que le dieron popularidad al artista dominicano Leonardo Paniagua.

Su oportunidad en la música inició cuando una tarde se fue a recortar a la barbería de su amigo Danilo Rodríguez, en Los Minas, quien ese momento se encontraba ensayando dos temas musicales que le iba a presentar al radiodifusor Radhamés Aracena, fundador de la emisora Radio Guarachita.

Su amigo le había solicitado que se quedara en el ensayo, a lo que Paniagua accedió, sin imaginar que esa noche sería el inicio de una carrera a través de la cual cosecharía grandes éxitos.

Luego que Rodríguez terminó de ensayar, se puso a practicar con los “muchachos” la canción de Danny Rivera, “Amada amante”, sin saber que él lo estaba escuchando.

“Danilo se quedó sorprendido al escucharme”, recuerda Paniagua, y agrega que cuando fueron al día siguiente a visitar a Aracena, su amigo le pidió al radiodifusor que lo escuchara cantar.

Desde entonces, Paniagua se convertiría en el artista con más ventas durante la década del 70, donde primaba la bachata como música de la clase popular.

Sus primeros temas fueron “Amada amante” y “Dos amantes”, de Danny Rivera; “Insaciable”, clásico bolero del cantante puertorriqueño Felipe Rodríguez; “Te extrañaré por siempre”, de Elio Roca y “Un beso y una flor”, de Nino Bravo, entre otros.

Aclamado por boricuas de Connecticut

“A raíz del éxito de estos recibí la llamada de Papi Lafontaine, desde Nueva York, para preguntarme que cuánto pedía para ir a tocar allá por 15 días, eso fue como en 1974”, cuenta el artista.

“Me dijo que iba a gestionar mi visa y la de los músicos, entonces le contesté que yo iba si cuando llegara al aeropuerto Kennedy encontraba una algarabía, si había flores y mujeres gritando por mí, que si no era así no hacía nada con hacer un concierto con solo ocho temas que tenía grabados. Pero él me decía que sí se podía, que solamente le dijera el precio, entonces le contesté que no, que cuando las cosas comenzaran a fluir como debía de ser, entonces hablaría con él para que nos pusiéramos de acuerdo. Aún así me llamaba todos los días porque mi música la aclamaban los boricuas de Connecticut, que le pedían que me llevara a cantar allá”.

Sobre el mayor éxito de su carrera, recuerda que “cuando salió “Chiquitita”, una canción del Grupo Abba, tenía unos 35 temas trabajados. La grabé… y esa canción acabó. Las cuatro máquinas prensadoras de Radio Guarachita no daban abasto”.

Con ese tema le nominaron a los Premios Dorado, que ahora se llaman Premios Soberano, junto a Anthony Ríos, Niní Cáffaro y Fernando Casado, como cantante masculino del año.

“La estatuilla se la entregaron a Anthony Ríos y solo me quedé con la nominación de un género que era discriminado y Anthony con la estatuilla”. El resto de la historia dando clic aquí


banner web palaeli studio photography

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Noticias Relacionadas

Back to top button