Lío entre asociación de comerciantes y el padre de Junior por reapertura de Bodega


NUEVA YORK.- “El nuevo dueño de la bodega tiene el derecho (a abrir su negocio), al igual que el señor Cruz a vender su bodega. Ha sido una bodega por mucho tiempo”, aseguró Francisco Marte, a nombre de la Asociación de Bodegueros de Nueva York.

La declaración siguió a los rumores de que la tienda desde donde Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz fue arrastrado para ser asesinado en la acera, supuestamente reabrirá tras haber sido vendida por su dueño, Modesto Cruz, quien la cerró a raíz del fatal incidente del 20 de junio.

Hay quienes aseguran que la venta es ficticia y sólo pretende eliminar la presión sobre su propietario, según NY1 Noticias. 

También se dice que la transacción se concretó por $450 mil dólares y que los nuevos propietarios pensaron bautizar el negocio con el nombre de la joven víctima, como va a suceder con una calle en la zona.

“¿Cuál empresario va a comprar un negocio de tanto dinero sabiendo que la comunidad no lo quiere, que la comunidad está en contra de ese negocio. Entonces eso parece como un intercambio entre familiares para seguir operando?”, afirmó David Estrella, un activista de la zona.

Pero según el representante de la Asociación de Bodegueros, “ese alegato es parte de la conjura de algunos activistas que quieren ese local para hacerlo un santuario y ellos crear organizaciones sin fines de lucro o para ellos (hacer) dinero”.

Protesta para este lunes

Mientras tanto el padre del estudiante asesinado, Leandro Guzmán, convocó a la comunidad a una protesta para este lunes a las 6:00 de la tarde, día programado para reinauguración del negocio.

La bodega habría sido vendida al comerciante dominicano Wágner Báez, pero los detalles de la transacción no han sido oficialmente revelados, debido a las amenazas que dijo recibió el dueño original, acusado por la comunidad de no proteger al muchacho para tratar de impedir el asesinato.

Como parte de la nueva imagen, los miles de velones, flores y mensajes que formaban el gigantesco altar en el frente, fue barrido por trabajadores a las órdenes de Báez.

“Yo me siento bien mal por eso, porque no hace ni dos meses que mataron al hijo mío ahí, para ahora venir a poner otra bodega”, dijo el padre de Junior.


banner web palaeli studio photography

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Noticias Relacionadas

Back to top button