Leonidas, la azuana del ‘chacá’ más sabroso

'Morena, tú me estas matando con ese olor', le dicen a esta emprendedora

Quien pasa por la calle Manuel Mora de Azua y no lleva mucha prisa, hace una paradita para llevarse un vaso de ‘chacá donde Leonidas, una mujer servicial que se levanta cada día a las 5 de la mañana, a ganarse la vida con el delicioso sabor de sus famosas recetas.

“Hay gente que pasa por ahí y me dice: pero ven acá morena, tú me estas matando con ese olor, ¿ya está el chacá?”, cuenta con una sonrisa en el rostro la emprendedora mujer.

“Todo el que vende dice que es bueno lo que vende. Yo espero que el que venga pruebe y diga: contra, es verdad que es bueno”, añade la diestra cocinera.

Para preparar el chacá se utiliza maíz “caquiao” o partido en pedacitos, canela, leche de coco y de vaca (ahora evaporada), azúcar, clavos dulces y sal.

Leonidas cuenta que aprendió con su madre a prepararlo. De eso vive. De la venta de chacá y otros platos populares.

Para Leonidas Mora es “un orgullo” vivir en el Mejoramiento Social, de la provincia de Azua. Vendiendo su sabroso y conocido plato ha demostrado que vivir en un barrio no es un obstáculo para salir adelante.

Herencia africana

El famoso maíz caquiao o chacá es una estampa de la gastronomía criolla originaria de la región Sur, pero nadie ha podido establecer a ciencia cierta de dónde viene.

También puede interesarte: Las reinas de la belleza en Atlanta (Foto Reportaje)

Hay quienes dicen que es una herencia haitiana, y otros le dan una ubicación histórica más lejana, atribuyéndole un origen africano.

Sea de donde sea, se trata de un postre delicioso que si bien se prepara con más frecuencia en la Cuaresma, puede encontrarse en las dulcerías durante cualquier época del año.

En tiempos antiguos, el chacá era una preparación artesanal, que requería colocar el maíz en un pilón grande con ceniza caliente y molerlo para quitar la película que cubre el grano.

De esta forma se obtenía el grano caquiao. Después, el grano se lavaba y se hervía varias horas para ablandarlo y terminar la receta.

Hoy día, el proceso es un poco más sencillo, porque el grano se puede adquirir ya triturado.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias Relacionadas

Back to top button
Close