La habichuelas con dulce, símbolo de la Semana Santa dominicana (Video + fotos)

Conoce la historia y cómo se prepara este plato exclusivo de la cocina criolla


Las habichuelas con dulce, una combinación de habichuelas rojas, leche, azúcar, batata, galletas y diferentes especias, son un plato exclusivo de la República Dominicana y sin duda el símbolo de la gastronomía nacional en Semana Santa, siendo su consumo es obligatorio en estas fechas.

Este plato, que se consume tradicionalmente el Viernes Santo, es una expresión de la cultura de los dominicanos, que lo han elevado hasta los altares gastronómicos junto a otros típicos como el sancocho o el asopado, pero de su origen es poco lo que se conoce.

De acuerdo con José Guerrero, director del Instituto de Antropología de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y quien lleva años escribiendo sobre este tema, los ingredientes de este plato y su preparación son una mezcla de productos y costumbres de América, Europa, África y Asia.

En declaraciones a la agencia Efe, el historiador y catedrático universitario señaló que su origen podría estar relacionado con la presencia francesa en la isla de Santo Domingo y su consumo de legumbres o frijoles.

Entre los franceses que emigraron a Santo Domingo español, Soulastre conoció a Francois Delalande, propietario de una pequeña finca de legumbres, quien introdujo la costumbre de comer las habichuelas.

Los dominicanos solo conocían las legumbres secas que venían de España o de Norteamérica y nunca las habían visto verdes en sus mercados, de acuerdo con Guerrero, autor de “Antropología de la cocina dominicana: el caso de las habichuelas con dulce”.

De las legumbres de Delalande, a Soulastre “le llamó la atención especialmente unos frijolillos mejor cuidados que otros, los cuales se comían tan finos y azucarados como en Francia”, agregó.

De lo que sí está seguro el historiador, es de que se trata “de un plato exclusivo” de la República Dominicana, y aunque haya sufrido algunas modificaciones a lo largo de los siglos sigue siendo un referente de la comida nacional y obligatorio en Semana Santa.

“Este plato es único del país. No se prepara ni se consume en países vecinos como Cuba, Puerto Rico y Jamaica, al menos que ahí haya algún dominicano”, subrayó el experto.

Pero aunque no se prepara en otros países “contiene ingredientes del mundo entero”.

Dada la exclusividad de este plato, las habichuelas con dulce deberían figurar en el libro de récords Guiness, afirmó Guerrero, que destacó que su consumo dinamiza la economía, ya que mueve diversos sectores como el agrícola y el ganadero, por la alta demanda en estas fechas de habichuelas, azúcar, batata y leche. 


banner web palaeli studio photography

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Noticias Relacionadas

Back to top button