Tamboril: la ‘capital mundial’ del cigarro

TAMBORIL, República Dominicana.- Localizado en Santiago de los Caballeros, Tamboril es un municipio donde la producción de una numerosa cantidad de cigarros de alta calidad, hechos a mano, le han merecido ser nombrada como la “Capital Mundial del Cigarro”.

Con orgullo, la entrada de esa localidad exhibe el título de categoría mundial, distinción que fue declarada por la Sala Capitular, luego de un estudio, y que se popularizó cuando se celebró allí la Primera Feria Internacional del Cigarro.

Se le ha considerado así porque la mayoría de las fábricas de otros lugares del país las suple ese pueblo, según afirma Ramón Leocadio Castillo, encargado de Cultura en el ayuntamiento de Tamboril. “Por ejemplo: en Santiago la mayoría de los trabajadores en fábricas de cigarros son tamborileños”, cita.

Un estudio registró la cantidad de 66 fábricas de cigarros operando allí en la actualidad, las cuales suman un total de 17,000 empleados haciendo cigarros diariamente a mano. En ese sentido dice, “producen cerca de 100 millones de pesos, a la semana, de mano de obra solamente”.

Cantidad y calidad

El hecho de que el municipio de Tamboril esté posicionado en categoría mundial, en cuanto a la fabricación de un producto que es parte de una industria tan importante como es la del Cigarro, denota un valor agregado, en este caso: calidad y cantidad de sus producciones de modo artesanal.

Anyolino Germosén aclara que “Hay que diferenciar algo, somos capital del cigarro, no del tabaco, pues el cigarro es la manufactura. En Villa Gonzáles se cosecha más tabaco que aquí”.

La localidad que se caracteriza por poseer decenas de fábricas derivaras del cultivo, en su mayoría de capital criollo, genera tres millones de cigarros diarios hechos a mano, sostiene Germosén.

En adición a esto, apunta, “En manufactura, no hay un municipio, no solo aquí en la República Dominicana, sino en el mundo, hasta dónde llegan nuestros estudios; que haga más cigarros a mano que nosotros”.

Expone que las mujeres se han insertado notoriamente en esta industria, donde miles hacen labor de tabacalera, de despalille, lo cual consiste en retirar la mitad de la vena central a cada hoja reservada para ser usada; y de depuración, que es donde se seleccionan las partes por color, tamaño y textura.

En este último proceso, o antes, se identifica la tripa, que es lo que va dentro del puro o cigarro; el capote, que es la hoja que cubre a la tripa; y la capa, que es la que va encima del capote, es decir, la hoja final envolvente.

“Este es el único municipio que no tiene desempleo”, recalca Germosén, quien entiende que si hay alguien sin empleo, “es porque quiere”. [Listín Diario]

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker