Resurgir ofensivo de Maikel Franco impusa racha ganadora de los Filis


A comienzos de junio, parecía solo cuestión de tiempo antes de que el dominicano Maikel Franco, que había sido tan sensacional desde que llegó a los Filis de Filadelfia en el 2015, se fuera a otro lado.

Pero entonces todo cambió. Una lesión en la muñeca de J.P. Crawford le volvió a abrir la puerta al estelar tercera base, quien salió decidido a dejarlo todo en el parque de pelota.

Desde ese momento, Franco ha pegado nueve jonrones, con 21 carreras impulsadas, mientras bateaba para un promedio de .326 hasta el pasado miércoles.

Mientras tanto, en el campo, ha sido francamente sensacional, realizando varias jugadas espectaculares para evitar carreras, lo que probablemente ayudó a convertir derrotas potenciales en victorias.

Franco, de 25 años, ha aprendido a no dar nada por sentado. “Simplemente trato de disfrutar el momento. Siempre trato de divertirme, pero a veces no es fácil cuando ves la situación”, dijo el dominicano, que pasó de promediar .241 a .275.

Consejos de Carlos Santana

Fue entonces cuando recibió un consejo de un compañero de equipo que podía identificarse con sus problemas.

“Le dije que tenía que creer en sí mismo y en la capacidad que Dios le daba para jugar béisbol”, dijo el primera base Carlos Santana, cuyo casillero está al lado del de Franco.

“Me siento muy cómodo hablando con Mikey sobre este tipo de cosas porque también pasé por eso. Este es un deporte que tiene sus altibajos y que a veces te va a costar”, dijo.

“Solo tienes que confiar en tu habilidad y mantenerte positivo. Me alegra que me haya escuchado porque es un esfuerzo colectivo. Si las cosas le funcionan, las cosas funcionan para todo el equipo”.

Los Filis, que tenían marca de 36-32 en ese momento, tienen marca de 27-17 desde que Franco comenzó a practicar su rasgadura.

Entre sus éxitos, ninguno fue más grande que el cuadrangular de tres carreras contra los Marlins la semana pasada, en el que sus padres enviaron mensajes de texto y lo llamaron a él y a la gente de todo el país a celebrar.

Ese jonrón se produjo pocos días después de que Franco jugara en la casa de su equipo favorito de la infancia, Fenway Park.

“Cuando era un niño, los Medias Rojas eran mi equipo favorito”, admitió Franco, quien se fue de 9-11 con una carrera impulsada y dos anotadas en el Fenway.

“Pedro Martínez y Manny Ramirez fueron mis jugadores favoritos. Ahora tuve la oportunidad de jugar allí”. [Metro]

banner web palaeli studio photography

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Noticias Relacionadas

Back to top button