Marino Zapete en Reading: “La vida solo tiene sentido si se vive con dignidad”

El popular comunicador disertó ante la comunidad de Reading sobre la corrupción, la impunidad y el periodismo en la República Dominicana


Marino Zapete dijo que asistió a la actividad vistiendo una corbata verde en un gesto de solidaridad con la Marcha Verde.

READING, Pensilvania.- Denunciar a todo pulmón desaciertos oficiales e injusticas, exponer los hechos al tenor de una realidad contrastable, muchas veces cruda; sin medias tintas ni ataduras sociales, políticas o mercuriales que comprometan su patrimonio personal más preciado e innegociable: la honestidad.

En eso consiste el periodismo por el que apuesta y se la juega a menudo Marino Zapete, uno de los comunicadores más seguidos en el país y el exterior, y una de las voces críticas más activas y visibles del Movimiento Marcha Verde contra la corrupción en la República Dominicana.

La conferencia se celebró a casa llena en uno de los salones del JetSet Restarurant.

“Creo que, no solo el periodismo, un oficio o una carrera, sino la vida misma solo tiene sentido si se vive con dignidad”, dijo el conductor del popular espacio televisivo “El jarabe” ante decenas de personas que acudieron a verle y escucharle el pasado sábado, en esta dinámica ciudad del estado de Pensilvania.

Con relación al rol que corresponde a quienes informan y generan opinión pública desde los medios, manifestó que no solamente en el caso de República Dominicana, “sino en cualquier espacio, en cualquier circunstancia, lo mejor que puede hacer un periodista es ser honesto”.

“Si usted ejerce un oficio yo creo que está obligado a ejercerlo con dignidad; pero si usted ejerce el periodismo, usted no tiene ninguna justificación para ser indigno, un periodista lo que no puede es mentir (…) el mejor aporte que puede hacer un periodista es decir la verdad”, subrayó el también escritor.

Marino Zapete admitió que ha transitado por momentos difíciles en el plano profesional, familiar y que ha -y sigue- pagando un alto precio por mantener a salvo sus principios éticos, su ejercicio periodístico crítico, contestatario.

“A mí me ha costado un precio alto… mi familia y yo lo hemos pagado (…) pero es una elección, es una opción ética que yo he asumido”, expresó.

A tono con su estilo directo, descarnado, de decir lo que piensa y cree, Zapete apuntó que en República Dominicana predomina una connivencia cómplice de los medios de comunicación con el Gobierno.

“Entonces prácticamente hay que ser suicida casi, no solamente en el sentido estricto de si te mueres o no, sino que es difícil producir algo, sobrevivir (económicamente) en una situación como esa, para cualquier periodista que quiera ser honesto”, adujo.

“Bocinas” en nómina pública

La actividad auspiciada por la organización “Make the road Pennsylvania” atrajo la presencia de entidades locales, activistas, líderes comunitarios y comunicadores.

En primera fila estaba la destacada periodista y catedrática dominicana Sara Pérez, quien reside en esta localidad y se refirió también al espinoso tema de los medios y sus vínculos oficiales en la República Dominicana.

“Nunca antes -expuso- una cantidad tan grande de periodistas han formado parte formal de la nómina pública, o depende del Gobierno de diferentes maneras”.

Sara Pérez indicó que “eso tiene un efecto terrible en la sociedad porque hasta en el más remoto de los pueblitos dominicanos, si hay un pequeño medio de comunicación, está controlado por el Gobierno, por el sector oficial”.

“La prensa dominicana ha perdido mucha independencia y los periodistas masivamente forman parte de la nómina publica; el papel de crítico está en el suelo y tenemos las llamadas bocinas, que son ya una institución” en RD, dijo la reputada comunicadora y articulista del periódico Acento. [Alexander Peña/QPeach]

 

 

 


banner web palaeli studio photography

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Noticias Relacionadas

Back to top button