Mangú power: nombran a dominicana directora de hospital en El Bronx


Cristina Contreras emigró a la ciudad de Nueva York, proveniente de su natal República Dominicana, cuando apenas era una adolescente de 15 años. Sólo la acompañaba su hermano, que era un año mayor que ella. Y, aunque ni siquiera hablaba inglés, ella sabía que las dificultades y barreras de enfrentarse a un idioma nuevo y a una cultura y costumbres diferentes, no la iban a detener de lograr su sueño de superarse a través de los estudios. Y así sucedió.

“Fue muy difícil adaptarme porque todo era diferente aquí. Ni siquiera sabía decir ‘excuse me’, pero desde que llegué siempre quería estudiar y ser alguien en este país. Sabía que sin tener educación era muy difícil superarse y ser reconocida y por eso me dediqué a estudiar”, recordó Contreras, quien es originaria de Santo Domingo.

Aunque se convirtió en madre soltera a los 16 años y tenía dos trabajos para mantenerse, porque vivía sola, Contreras nunca abandonó la escuela.

“Fui parte de las estadísticas de ser una madre adolescente en la secundaria, pero eso no me detuvo, sino que por el contrario me dio más incentivos para estudiar más”, recordó la hispana que, desde que llegó a Nueva York ha vivido en el condado de El Bronx.

Luego de terminar la escuela secundaria, Contreras obtuvo una licenciatura en trabajo social y comenzó su carrera en 1995 como asistente social en el Hospital de Coney Island que, con 371 camas, pertenece al ‘NYC Health + Hospitals’, el sistema de hospitales públicos más grande del país.

Pero la joven dominicana no se detuvo allí. Luego de su licenciatura estudió una maestría también en trabajo social, y otra en administración pública, lo que la ayudó a subir más escaños en su profesión de más de 20 años dentro del sistema de hospitales públicos de la ciudad de Nueva York.

El pasado 1 de septiembre Contreras fue nombrada directora ejecutiva del NYC Health + Hospitals/North Central Bronx, una posición en la que será responsable de las operaciones diarias de este importante hospital comunitario que posee más de 213 camas.

Desde allí supervisará al personal, fomentará las relaciones con los líderes clínicos y la comunidad; supervisará el trabajo para mejorar la satisfacción del paciente y el personal, y asegurará la solidez fiscal del hospital. El resto de la historia dando clic aquí


Dejar un comentario