Candidato a concejal lanza propuesta para comerciantes y emprendedores de West Hazleton


WEST HAZLETON, Pensilvania.- El destacado activista comunitario y candidato a concejal por la ciudad de West Hazleton, Fermín Díaz, dio a conocer recientemente una propuesta orientada a potenciar el empoderamiento y las perspectivas de crecimiento económico de la comunidad.

Díaz es un dominicano oriundo de San Pedro de Macorís, egresado de la Universidad Intec (En RD) y de la Univesidad de Virginia (EEUU), entre otras academias de educación superior.

En la actualidad funge como vicepresidente de la Sociedad de Profesionales Hispanos del Área de Hazleton (SHPHA) y es además miembro de la Junta de Liderazgo de la Comunidad de la Universidad Penn State Hazleton, un organismo asesor de esta importante alta casa de estudios.

A continuación la propuesta íntegra del ingeniero Fermín Díaz:

¿Cómo empoderar económicamente a nuestra comunidad?

La pobreza en nuestra región es un reto significativo. En un estudio reciente de United Way se dice que en West Hazleton este fenómeno social afecta hasta el 55% de sus habitantes. Hay muchos elementos que pueden colocar a una persona en esta situación y muchos también para salir de la misma.

La perspectiva en nuestra región es algo inquietante. Según el estudio “2019 NEPA Report” se establece que hay una serie de ocupaciones que tienen un 70% de probabilidad de desaparecer en los siguientes 10 años debido a la automatización de sectores como “(1) Producción, (2) Oficina y soporte administrativo, (3) Preparación y servido de comidas (4) Agricultura, pesca y silvicultura, (5) Construcción y extracción; y (6) Transporte y movimiento de materiales”. Este mismo estudio nos dice que el declive de estos sectores afectará desproporcionadamente a las personas de bajo ingreso.

Esto nos arroja más de un problema, no solo la pérdida de empleos, sino también la reducción en las recaudaciones municipales, lo que podría hacer aumentar los impuestos ya que menos personas podrían aportar. Por otro lado, si estas personas no tienen capacidad de consumir, afectarán a otros negocios y deprimirían aún más la región.Todo esto me llevo a reflexionar y buscar alguna alternativa en la que yo pudiese ayudar a traer algún tipo de solución a estos retos que nos afectan y nos afectarán como comunidad.

Sucedió que un día leyendo el periódico, leí a nuestro congresista Matt Cartwright diciendo: “El gobierno federal está comprometido en trabajar con todos los negocios pequeños para ayudarlos a crecer y para dirigir las economías locales”.  Ed Pashinski   dijo: que el noreste de pensilvana había recibido alrededor de 188 millones en contratos tanto federales y estatales. Entendí que es una muy buena manera de desarrollar nuestra comunidad tratar de promover que nuevos negocios y existentes sean parte de este sistema de contratación, el cual, sé por experiencia propia que es complicado y riguroso.

Un plan para ayudar a facilitar esta transición que podría beneficiar grandemente a nuestra comunidad.

Necesitamos hacer un estudio de disparidad. Este estudio servirá para entender cómo las empresas, propiedades de minoría, hacen negocios con nuestras autoridades. Luego de esto, mi plan consiste en proponer la creación de una junta o un “comité asesor para negocios de mujeres, veteranos y minorías” con la función de promover una mayor participación en parte de los contratos y sub contratos administrados por el Municipio.

Lea también: Mangú Power: un dominicano en el consejo asesor de universidad Penn State Hazleton

Este comité estará compuesto por asociaciones profesionales, cámaras de comercio e instituciones educativas que promuevan la formación de nuevos negocios en el área, pero esta junta no actuará sola ni al margen de las ordenanzas. También propongo crear una ordenanza en la cual se sustentará la operación.

Nueva ordenanza y Comité de Integración y Desarrollo 

No podemos hablar de progreso donde una ciudad con aproximadamente 56% de su población no está representada, no solo en el aspecto político. La meta de mi propuesta de ordenanza será de comenzar con un 20% en la contratación de minorías hasta alcanzar un 33% y siempre garantizando que estaremos un 10% por encima del mínimo de contratos federales. Por ejemplo, si un contrato exige 10% por requerimiento federal nuestra propuesta de ordenanza lo elevaría a 20%. Siempre que la ley lo permita.

Quiero enfatizar que la meta real y profunda de todo esto es crear un laboratorio para que las empresas de West Hazleton, pasen a ser contratistas del gobierno federal estatal. Esto nos colocaría    como un gran potencial de convertir esta área en una incubadora para empresas minoritarias que crearían empleados de calidad y empleos que tienen un futuro que no necesariamente se verá afectado por la automatización.

Esta es una de mis propuestas económicas. Esperen las siguientes, porque esta es una campaña de soluciones.


Dejar un comentario

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker