Anthony Ríos: bohemio, prolífico cantautor y padre de 26 hijos con 24 distintos amores

Fuente Externa

Su afición por las mujeres, la bohemia y un estilo de vida desenfrenado caracterizaron la existencia del prolífico cantautor, compositor y figura de la televisión dominicana Anthony Ríos, quien murió el pasado domingo a los 68 años, tras padecer los últimos años de males cardíacos que se agravaron recientemente.

Puede decirse con pocas dudas que Anthony vivió a su manera, y fue feliz.

En sus inicios, Anthony hizo las veces de incipiente cantante y locutor en su natal Hato Mayo. No era buen bailarín, pero hacía el intento y pronto su voz, juventud y presencia física llamaron la atención del público femenino dominicano, lo que marcó, definitivamente, la vida artística y personal del cantante.

Su abundante cabellera le daba cierto parecido con Sandro de América, el ídolo argentino muy de moda en la República Dominicana en ese entonces.

El amor siempre fue una constante en la vida de esta leyenda de la música dominicana. “El amor es la verdadera ave Fénix… Yo tengo un amor que es capaz de reinventarse día a día”, afirmó hace unos años en una entrevista con el periodista José Nova, de El Caribe.

“Hubiera sido más feliz con una sola”

Pero no todo fue sido color de rosa para este gran cantautor, de hecho, lamentó mucho que en el correr por la vida haya perdido la oportunidad de estar o quedarse con una de las mujeres maravillosas con quien tuvo la suerte de compartir.

“Hoy, y ya un poco tarde porque estoy en el otoño de mi vida, me doy cuenta de que quien es feliz no es el que tiene muchas mujeres y mucha carne. Hubiese sido más feliz si hubiese tenido una sola”, expresó el intérprete de “Si usted supiera señora”, canción que le escribió a una compañera de trabajo.

En una de sus últimas entrevistas, confesó que había procreado 26 hijos -18 hembras y 8 varones- con 24 mujeres y que a todos les brindó protección y su amor todo el tiempo, aunque no se consideraba haber sido un buen padre.

La mujer dominicana

Florián Antonio Rodríguez Jiménez, su verdadero nombre, aprovechó la ocasión para agradecerle a la mujer hispana, especialmente a la dominicana, el ser “muy permisiva”.

“La dominicana es el colmo. Es una mujer que sabe en lo que tú andas, pero dice, ‘no voy a perder mi matrimonio’”, indicó al periodista dominicano Tony Dandrades, de Univisión.

“La imagen de la mujer dominicana es muy benévola, y la ventana de su cerebro es el oído”, respondió al preguntársele por toda la suerte que ha tenido con las mujeres.

Comentó que aun todos sus hijos viven, y todos sus nombres fueron incluidos en un documento, que incluirían en el acta de difusión.

Fuente Externa

Cuando se le cuestionó sobre su romance con la cantante puertorriqueña Yolandita Monje, expresó: “Yolandita son de esos amores interminable. Recuerdo que todo empezó como un juego y luego se fue convirtiendo en una relación seria”.

Finalmente, Dandrades le preguntó sobre la muerte y como le gustaría que lo recordaran, a lo que el hoy extinto artista respondió: “Lo único que deseo es que donde haya dos personas besándose y se manifieste el amor, que yo esté ahí aunque no esté”.

Noticias Relacionadas

Back to top button