Allentown: padre de pastora asesinada por policías pide indemnización del Estado dominicano

Fuente Externa/MundoDeCristo

El padre de la pastora Elisa Muñoz Marte y Joel Eusebio Díaz Ferrer, Marino Núñez pidió este domingo una indemnización al Gobierno por el asesinato de su hija cuando el vehículo en que ella y su esposo abordaban camino a Santo Domingo fue emboscado por policías de Villa Altagracia, quienes dispararon más de 70 balazos por una supuesta confusión o caso de identidad equivocada, hecho que consternó a todo el país y a la comunidad internacional el 30 de marzo 2021.

“No creo en la justicia de la República Dominicana”, dijo el progenitor de la pastora que además tiene otros 6 hijos, 5 hembras y 1 varón en una entrevista por teléfono con este reportero desde su residencia en Allentown, Pensilvania.

La pastora asesinada era su hija mayor.

El señor Muñoz agregó que él, su esposa y toda la familia siguen devastados por los asesinatos brutales de su hija y el esposo, rechazando las versiones que se han dispersado sobre el móvil del ataque que incluso el uso de armas largas de alto poder como ametralladoras y rifles M-16.

“Mis informaciones sostienen que se trató de que el coronel estaba tratando de dar un tumbe para quedarse con las drogas en la creencia de que los criminales iban en el carro emboscado, pero resulta que los vehículos eran de marcas diferentes: el de mi yerno era un KIA blanco sin el bumper atrás y no un Hyundai que era  el que la policía supuestamente buscaba con cinco delincuentes a bordo que todavía no aparece”, añadió.

“Ellos se confundieron de carro porque realmente a quienes buscaban era a otras personas cargados de drogas, dinero o qué se yo, pero los policías violaron todos los protocolos, porque aunque hubieran sido los criminales no estaban supuestos a matarlos”, precisó.

“Los cercaron y los emboscaron lo que significa que la operación se hizo a lo que el coronel creía que iba en el carro para matar a todo el que iba, cogerse las drogas y hacer ver que fue un intercambio de disparos como siempre él hace”, expresó Muñoz.

Por los homicidios son acusados el sargento Domingo Perdomo Reyes, los cabos Norquis Rodríguez Jiménez y Ángel de los Santos, y los rasos Antonio Castro Pérez y Juan Samuel Ogando Solís, quienes formaban parte de la Policía Preventiva.

Muñoz asegura que además se le ha informado que hubo más policías que participaron en la emboscada fatal, pero que hasta ahora, esos no aparecen y exigió al Ministerio Público y a la fiscal de Villa Altagracia, buscarlos para que sean procesados al igual que los demás. El resto de la historia dando clic aquí

FUENTE: Diario Extra

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias Relacionadas

Back to top button