Alarma en Pensilvania por acuerdo con el ICE

La policía de Bensalem sería la primera del estado en aplicar el programa

Organizaciones y activistas se oponen a un plan de funcionarios de Bensalem para que los agentes de policía de la ciudad ayuden a las autoridades federales a identificar y detener a los inmigrantes indocumentados.

Foto: ICE

Lo que está en juego es la posible participación del municipio del condado de Bucks en un programa conocido por la cláusula legislativa que lo trajo a la vida: 287 (g).

Se trata de una iniciativa de asociación entre el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, el ICE, y las agencias de policía estatales o locales que aceptan ayudar a hacer cumplir las leyes federales de inmigración dentro de sus jurisdicciones.

Si se aprueba, Bensalem sería la primera agencia de policía de Pensilvania en unirse a ICE.

El director de seguridad pública del municipio, Fred Harran, dijo que los inmigrantes indocumentados respetuosos de la ley no tienen nada que temer.

Los oficiales no verificarían los estados de inmigración de las personas que trabajan en negocios locales o con quienes entran en contacto de rutina. La asociación de ICE entraría en juego solo cuando se cometiera un delito por el cual un oficial haría un arresto, dijo Harran.

Por ejemplo, dijo, un automovilista que sea detenido por una inspección expirada o un faro roto no sería cuestionado sobre el estado de inmigración.

Fuente Externa

Pero un conductor detenido y arrestado por conducir ebrio, si no es documentado, sería entregado al ICE, y de allí posiblemente deportado.

“Aquí está el truco para no ser deportado: si estás en este país indocumentado, obedece la ley”, dijo. “No cometas un crimen, y no vas a tener un problema en Bensalem”.

Sin embargo, activistas alegan que una alizanza con las autoridades federales tendría consecuencias perjudiciales.

“Crea una cultura de miedo, destruye la relación policía-comunidad. También nos abre a pleitos “, dijo Laura Rose, una líder de Buxmont Inclusive. “No queremos que 287 (g) tenga un punto de apoyo en el condado de Bucks”.

El programa quedó inactivo en gran parte durante el gobierno del presidente Barack Obama, pero se ha revivido desde que el presidente Trump fue elegido.

ICE ahora tiene acuerdos con 60 agencias policiales en 18 estados, y ha entrenado y certificado a más de 1,822 oficiales, según la agencia. La cuenta incluye 18 agencias locales en Texas, cinco en Carolina del Norte y cuatro en Nueva Jersey, Carolina del Sur, Florida, Georgia y Arizona.

Fuente: Agencias/Philli.com